Son muchas las opciones que te ofrece un centro de estética en Bilbao para mejorar tu imagen. Cada año aparecen nuevas técnicas o se perfeccionan otros métodos ya usados. Los resultados son muy buenos, porque hablamos de procedimientos poco invasivos en algunos casos y con muy buenos resultados.

Uno de esos métodos es la radiofrecuencia, que consiste en aplicar ondas electromagnéticas de alta frecuencia. Se aplican directamente en la piel y se provoca el calentamiento de diferentes capas de la dermis, pero de una forma controlada. Este tratamiento está dirigido a favorecer la formación de colágeno, la circulación en la piel y, en el tejido subcutáneo, el drenaje linfático y la migración de fibroblastos.

En un centro de estética en Bilbao que emplee este procedimiento utilizarán diferentes frecuencias en función de las capas de la dermis que se quieran calentar. A diferencia de lo que puede parecer, se trata de un método totalmente indoloro. Entre los principales objetivos de la radiofrecuencia se encuentran combatir la celulitis y la flacidez de la piel. Puede emplearse en cualquier zona del cuerpo.

Con la aplicación de este tratamiento en varias sesiones, el paciente puede notar una mayor elasticidad en los tejidos, una piel más tersa y menos arrugas. No obstante, los efectos también dependen del colágeno que tiene cada persona.

Cuando finaliza una sesión, es frecuente notar un cierto enrojecimiento de la piel en la zona en la que se ha aplicado. No obstante, es algo que dura muy poco tiempo. Solo existen contraindicaciones en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, en personas con cardiopatías o con alteraciones de la coagulación, o en caso de enfermedades neuromusculares. Se desaconseja en caso de tener prótesis metálicas, marcapasos u obesidad mórbida.

Acércate a Donna & Don si quieres conocer más detalles sobre los tratamientos de estética más avanzados. Nuestros profesionales te pueden orientar.